Millones de personas no saben que tienen hepatitis

La campaña del Día Mundial de la Hepatitis 2018, que se celebra este 28 de julio, busca eliminar la hepatitis viral de tipo B y C que afecta a 325 millones de personas en todo el mundo. Si no son tratadas, estas infecciones provocan cáncer de hígado y cirrosis, que en conjunto causaron más de 1,3 millones de muertes solo en 2015.

Uno de los grandes problemas a nivel mundial reside en el hecho de que millones de personas que están infectadas lo desconocen y no reciben tratamiento. Se calcula que un 10% de las personas que tienen algún tipo de hepatitis no lo saben.

“Tenemos una visión clara para la eliminación, y tenemos las herramientas para hacerlo. Pero debemos acelerar los esfuerzos con los que lograr nuestro objetivo de eliminar la hepatitis para 2030”, dijo el Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus con ocasión del Día Mundial.

En todo el mundo, menos del 20 por ciento de las personas tenía acceso a servicios de pruebas y tratamiento para las infecciones de hepatitis B y C a finales de 2016.

Sobre las Hepatitis

La hepatitis es una inflamación del hígado comúnmente causada por una infección viral por uno de los cinco virus principales de la hepatitis (tipos A, B, C, D y E).

Puede provocar infecciones agudas y evolucionar hacia una enfermedad hepática crónica, cirrosis, cáncer o incluso la muerte. Las infecciones de hepatitis B y C se transmiten a través de sangre contaminada, así como a través de agujas y jeringas contaminadas usadas entre personas que se inyectan drogas.

Los virus también pueden transmitirse a través de relaciones sexuales sin protección y de una madre infectada a su hijo recién nacido.

Además, las hepatitis B y C son infecciones crónicas que pueden permanecer asintomáticas durante largos períodos de tiempo, a menudo durante años.

La buena noticia es que las pruebas realizadas tempranamente y el tratamiento previenen las complicaciones de la hepatitis C.

Gracias a los avances en el tratamiento, los nuevos medicamentos pueden curar la hepatitis C en solo tres meses o menos.

La guía actualizada de la OMS exige que todos los adultos y niños mayores de 12 años que viven con hepatitis C sean tratados con estos nuevos medicamentos.

Situación en las Américas

Según datos de la Organización Panamericana de la Salud, sucursal de la OMS en la región, en las Américas, 3,9 millones de personas viven con hepatitis B crónica y 7,2 millones con hepatitis C crónica, lo que ocasiona más de 125.000 defunciones anuales.

El cáncer de hígado es la cuarta causa principal de muerte por cáncer entre los hombres y la séptima entre las mujeres del hemisferio occidental, lo que representa un importante problema de salud pública.

«Mientras que algunos países han logrado grandes avances para enfrentar los riesgos para la salud pública que plantean las hepatitis, muchos siguen rezagados», comenta Marcos Espinal, director del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Determinantes Ambientales de la Salud de la OPS.

«Sabemos que tratar la hepatitis C puede reducir 75% el riesgo de desarrollar cáncer de hígado, pero solo el 14% de las personas con hepatitis C en América Latina y el Caribe han sido diagnosticadas y menos del 1% recibe el tratamiento que necesitan», detalló.

Durante 2015 y 2016, los ministros de Salud de todas las Américas acordaron una serie de acciones para reducir la carga de las hepatitis y eliminarlas como problema de salud pública para 2030.

Desde entonces, los esfuerzos para garantizar la vacunación contra la hepatitis B han continuado, y todos los países de América Latina y el Caribe vacunan a los niños menores de 1 año, 22 de los cuales lo hacen dentro de las primeras 24 horas después del nacimiento, como lo recomienda la OMS.

Sin embargo, cuando se trata del tratamiento de las personas que viven con la hepatitis C crónica, queda mucho por hacer.

Los nuevos avances muestran que más del 95% de los infectados podrían curarse. Sin embargo, en toda la región de las Américas, la gran mayoría de las personas que viven con hepatitis C no tienen acceso asequible a estos medicamentos altamente efectivos. Por ejemplo, el tratamiento con los antivirales de acción directa (DAA) puede curar la hepatitis C en tres meses o menos tiempo.

Algunos países de la región han accedido a este tratamiento de menor precio para la hepatitis C a través del Fondo Estratégico de la OPS, un mecanismo que les permite agrupar recursos para tener acceso a medicamentos asequibles, estratégicos y de calidad garantizada.

«Es vital que otros países de la región aprovechen al máximo esta iniciativa, al tiempo que desarrollan planes de diagnóstico, tratamiento y eliminación para reducir la alta carga de los costos sanitarios asociados con el diagnóstico tardío, el cáncer de hígado y la cirrosis, y lo más importante, para salvar vidas», dijo Espinal.

«Sabemos que los esfuerzos de los gobiernos para aumentar la disponibilidad de los tratamientos tienen un gran impacto en la reducción del número de personas que padecen hepatitis crónica y enfermedad hepática relacionada», agregó Espinal.

En Brasil, por ejemplo, en 2017 el Ministerio de Salud estableció el objetivo de eliminar la hepatitis C, y los antivirales de acción directa se han puesto a disposición a través del sistema nacional de salud.

Brote en Mongolia

Para conmemorar el Día Mundial de la Hepatitis 2018, la OMS está celebrando varios actos con el Gobierno de Mongolia, un país que afectado por la hepatitis, pero también un líder a nivel mundial en la lucha contra la enfermedad.

Más del 10 por ciento de los tres millones de habitantes de Mongolia viven con una infección crónica de hepatitis. El país comenzó su Programa Nacional de Hígado Sano en 2017, con objetivos ambiciosos para 2020.

“En el primer año del programa nacional, que se centró en el grupo de edad de 40 a 65 años, pudimos llegar a más de 350.000 personas con pruebas de hepatitis”, explicó Davaajantsan Sarangerel, ministra de Salud de Mongolia.

“Más del 70 por ciento de las personas diagnosticadas con hepatitis recibieron tratamiento de salvamento”. El país tiene como objetivo proporcionar detección de hepatitis B y C a 1,8 millones de personas mayores de 15 años.

El progreso de Mongolia en la lucha contra la hepatitis está liderado por el compromiso político y una ambiciosa agenda de cobertura universal de la salud.

El país es el primer país de ingresos medianos bajos de Asia y el Pacífico que se compromete con la eliminación de la hepatitis, al garantizar el acceso universal y la cobertura del seguro de salud para las pruebas y el tratamiento de la hepatitis para toda su población.

La Región del Pacífico Occidental tiene la mayor cantidad de personas que viven con infecciones de hepatitis crónica entre las seis regiones de la Organización Mundial de la Salud.

A finales de 2015, se estima que 14 millones de personas vivían con infección crónica por hepatitis C y 115 millones con infección crónica por hepatitis B. Todos los días, 1200 personas en la región mueren porque no pueden acceder a un tratamiento efectivo contra la hepatitis.

“Es alentador ver que uno de los países más afectados de nuestra región demuestra ese liderazgo”, dijo el doctor Shin Young-soo, director regional de la OMS para el Pacífico Occidental. “A medida que trabajamos el objetivo de eliminar la hepatitis, Mongolia es un gran ejemplo para otros países de la región”.

Nuevas directrices

Para alcanzar el objetivo y acelerar el progreso mundial, la Organización Mundial de la Salud también está lanzando nuevas directrices sobre el tratamiento de la hepatitis C. Las directrices permiten simplificaciones importantes en la administración de la terapia curativa a los 70 millones de personas que viven con hepatitis C crónica en el mundo.

“Eliminar la hepatitis requerirá innovación continua, mejores medicamentos y mejores servicios de salud”, dijo el doctor Gottfried Hirnschall, director de VIH y Hepatitis de la OMS. “Nuestras nuevas recomendaciones deberían allanar el camino para que todas las personas con hepatitis C accedan a pruebas y tratamientos curativos ahora”.

La OMS comparte las experiencias de países como Mongoliapara promover un compromiso político sostenido y asociaciones amplias en muchos otros países.

Para lograr un mundo en el que la transmisión se detenga y todas las personas que viven con hepatitis viral tengan acceso a una atención y un tratamiento seguros, asequibles y efectivos, es necesario revitalizar la acción y las inversiones.

Fuente: Noticias ONU

Fecha: 28-07-2018

A 100 años de su nacimiento, la ONU recuerda a Mandela y su lucha contra la pobreza

Aunque Nelson Mandela ya no está entre nosotros, su legado y obra continúan impactando a la humanidad. Por eso en la conmemoración del 100 aniversario del nacimiento de Madiba, que coincide con la celebración también del Día  Internacional de Nelson Mandela, el Secretario General, António Guterres, encabezó una ceremonia para develar un sello postal con su rostro.

“[Mandela] se erige hoy como un modelo de los valores universales: paz, perdón, humildad, integridad, pasión, respeto y servicio”, manifestó Guterres. “Madiba nos enseñó que estas no son solo palabras ni ideales vagos, sino acciones concretas que todos podemos llevar a cabo”.

Guterres aseguró que Mandela entendía que cada uno de nosotros tenemos en nuestras manos la capacidad de crear un mundo mejor en el que la gente sea tratada con igualdad y justicia, con independencia de su raza, religión o sexo.

También recordó sus palabras acerca de que “vencer a la pobreza no es un gesto de caridad, sino un acto de justicia; es la protección de un derecho humano fundamental, el derecho a la dignidad y a una vida decente. En tanto perviva la pobreza, no habrá verdadera libertad”.

El responsable de la ONU que la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible “comporta en su corazón la promesa de acabar con todas las formas de pobreza y de no dejar a nadie atrás”, tal y como deseaba Madiba.

Mandela fue un luchador social que buscaba terminar con el sistema racista en Sudáfrica, conocido como apartheid, que subyugaba a las personas de raza negra ante las de raza blanca en aquel país.

Tras su arresto en 1962, Madiba continuó su lucha desde las cárceles en las que estuvo recluido los siguientes 27 años. La presión internacional, así como su incansable espíritu, lo ayudaron a recobrar la libertad en 1990, justo cuando su país más lo necesitaba.

Colaborando con el último presidente del apartheid, Frederik de Klerk, Mandela comenzó a transformar el estado sudafricano y ayudó a organizar las primeras elecciones libres en el país, que se celebraron en 1994.

Mandela fue electo presidente con el 62 por ciento de los votos y gobernó hasta 1999. Sus acciones en conjunto con de Klerk les valieron ganarse el Premio Nobel a la Paz en 1993.

Para hacer hincapié en estos valores, en la ceremonia celebrada en la sede de la ONU en Nueva York estuvo presente el actor Forest Whitaker, quien también funge como embajador de buena voluntad y enviado para la buena voluntad y la reconciliación de la UNESCO.

“Aprender sobre la vida de Madiba es una lección de vida en sí misma. Él tuvo el valor para resistir el confinamiento. Él tuvo el valor para calmar cualquier deseo de venganza”, aseguró Whitaker. “Él sabía que la paz comienza con uno mismo. Si quieres paz, debes primero reconciliarte contigo mismo. Solo así se cambia el mundo y conviertes a tus enemigos en tus aliados”.

Al final de la ceremonia, Guterres, Whitaker y otros invitados develaron un sello postal conmemorativo en el que aparece el rostro de Mandela junto con la frase: Es muy fácil romper y destruir. Los héroes son aquellos que hacen la paz y que construyen”.

Fuente: Noticias ONU

Fecha: 23-07-2018

Encuentro Fundación Huellas de Bondad, Índigo y Redsoc

El  viernes 06 de julio de 2018 sostuvimos en Redsoc una reunión fructífera con Joselyn Porco de Fundación Huellas de Bondad, y Richard Tovar de Índigo donde se dio a conocer  al equipo de Redsoc la interesante labor que lleva a cabo  la Fundación para el desarrollo sustentable de las comunidades y la capacitación, y el empoderamiento de sus líderes.

Asimismo, estuvimos conversando con Richard Tovar de Índigo para la programación de futuras acciones con el propósito de desarrollar actividades dirigidas el fortalecimiento de las organizaciones afiliadas a la Red Social, espacio de articulación coordinado por Redsoc.

Acordamos visitar la sede de la Fundación Huellas de Bondad para conocer de cerca los Programas que están llevando a cabo.

Fecha: 06/07/2018

 

Convocatoria de inscripción al programa Escuela Taller

Aliadas en Cadena abre convocatoria al proceso de inscripción al «Programa Escuela Taller«. Este  programa bandera de la Organización Aliadas en Cadena,  avalado como Diplomado por la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL), está orientado a la formación en el uso de estratégico de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC)  para generar competencias para la empleabilidad de las mujeres que garanticen su autonomía económica y personal.

Las participantes egresan como Asistentes Tecnológicas Integrales, después de cinco meses de formación y dos de pasantías. Realizando un total de 320 horas de prácticas laborales en instituciones o empresas del sector público o privado, el objetivo es su inserción en el  mercado laboral formal.

El Plan de Estudio contempla en su diseño programático, como pre requisito para realizar el diplomado, aprobar los primeros seis módulos que constan de Habilidades Oral y Escritas, Habilidades Numéricas, Documentación Administrativa, Marco Legal Tributario, Documentación Contable e Introducción a la computación.

En cuanto a la formación técnica, contempla los módulos de Procesador de Texto, Hoja de Cálculo, Aplicaciones de las Hojas de Cálculo, Editores de Presentaciones y Publicaciones, Arquitectura del computador, Sistemas Operativos, Mantenimiento Preventivo y Correctivo del Computador, Introducción a Redes, trabajadas paralelamente con seminarios de ampliación, como Habilidades para la vida I y II, Ciclo de Competencias Laborales y Talleres complementarios.

El proceso de selección e inducción  para ingresar al programa “Escuela Taller” está en su fase inicial en todos los Núcleos Aliadas en Tecnologías, ubicados a nivel nacional. Para inscribirse los únicos requisitos exigidos es ser mujer de entre 18 a 40 años de edad. ¡No pierdas tu oportunidad mujer!, aprovecha los conocimientos y herramientas, que ofrece este programa, para impulsar tu camino hacia  el empoderamiento económico y la autonomía personal.

“Al mejorar su calidad de vida, la mujer se convierte en agente de cambio”

Para mayor información, recuerda visitar el portal www.aliadasencadena.org y todas sus redes sociales.

Fuente: Aliadas en Cadena.

Fecha: 05 de julio de 2018